“Los que mueren por la Libertad jamás pueden olvidarse”, parte de las frases que se escucharon durante el homenaje que esta Casa de Estudios rindió al joven José Gregorio Pérez Pérez, en el marco de le celebración del Estudiante Universitario.

 

La actividad organizada por la Dirección,  Unidad de Desarrollo y Bienestar Estudiantil conjuntamente con el Movimiento Estudiantil UNE 13 y la Unidad de Comunicación y Relaciones Corporativas, se cumplió en el sector la Y, lugar donde el pasado 15 de junio fue vilmente asesinado el estudiante Upelista.

El sacerdote Richard Bencomo ofició la homilía y bendición de la capilla. “ La esperanza no defrauda… la esperanza no es irse del país, es  esperar lo bueno y es luchar con la certeza de que vamos a salir de esta situación, aseguró el presbítero tras pronunciar el refrán “No hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista”.

La madre de José Gregorio Pérez, Carmen Victoria recibió un reconocimiento por parte de la comunidad universitaria, como símbolo de que su hijo permanecerá en los corazones y sentimiento de toda la comunidad Iprugista. “En nombre de la familia”, agradecemos  el apoyo recibido, no ha transcurrido un día sin que deje de recordar y extrañar a mi hijo”.

En representación de la universidad, habló el Dr. Douglas Durán. “Hoy muchos hogares se han quedado solos porque  les han quitado la vida a sus hijos;  otros están presos y otros migran de Venezuela. Será esta la mejor salida? … La sociedad debe volver a organizarse…basta ya de tanta burla y atropello contra los derechos humanos, mientras unos se esfuerzan por trabajar y sobrevivir,  otros aprovechan las circunstancias para enriquecerse con el dolor ajeno…Debemos seguir luchando pues nos une un mismo Dios…Gracias a todos por esta oportunidad de oro de dirigirme a Ustedes y  hablar del amigo. Durán culminó sus palabras con el salmo 23: “El señor es mi pastor nada me faltará…”

Usuario