Académicos de Colombia y Venezuela, participaron en el Simposio Repensando la Frontera en el Siglo XXI, evento organizado por la Subdirección de Investigación y Postgrado conjuntamente con el Núcleo de Estudios Internacionales y de Fronteras, NIERF.

La jornada se celebró en la Sala de Extensión, espacio que permitió el intercambio de saberes y propuestas para mejorar las relaciones entre ambos países, especialmente de las comunidades fronteriza. A la instalación asistieron por la UPEL, la Vicerrectora de Investigación y Postgrado Moraima Esteves, además de Karina Morales, Clauida Aguilar y Kennry Molina,  Coordinadoras de Postgrado, Investigación y Doctorado, respectivamente. Por Colombia asistieron Oscar Cristancho Rector del Instituto Normal Superior de la Universidad de Pamplona, Benito Contreras Decano de la Facultad de Educación de la Universidad de Pamplona y Marina Sierra Directora del Departamento de Estudios Regionales y de Frontera de la Universidad Francisco de Paula Santander.

Sobre la apertura del evento, la Dra. Moraima Esteves afirmó que es una fiesta académica que propicia la interacción de saberes y conocimiento. Aquí la sinergia se hace sentir con todo su personal y unidades de investigación.“Todos desde nuestra experiencia tenemos que aportar y abordar el conocimiento mirando todas las aristas para crecer como académicos…Hoy tenemos un día donde la responsabilidad académica, la ética y el intercambio de saberes será un elemento básico e importante para garantizar la sustentabilidad…Desde el rol donde nos encontremos esimportante valorar el sentido de la responsabilidad social.

Para el decano  de la Facultad de Educación de la Universidad de Pamplona, Benito Contreras es fundamental que las universidades colombo-venezolanas, consoliden acciones que permitan fortalecer esos lazos de amistad a través de la academia. “Las universidades en Colombia tenemos muy claro nuestro papel en el post conflicto y debemos aportar un granito de arena para que las comunidades mejoren su calidad de vida…es deprimente la situación que enfrentan los venezolanos, luego de una bonanza y llegar a estos niveles…los académicos debemos mediante trabajos interdisciplinarios y regionales hacer aportes que contribuyan a mejorar las condiciones de vida de estas comunidades”.

Por su parte, el rector del Instituto Normal Superior de la Universidad de Pamplona, afirmó que encuentros de esta naturaleza promueven el intercambio de experiencias y vivencias relacionadas con la gestión del conocimiento y la investigación.

Respecto al escenario fronterizo, la Dra. Marina Sierra de la Universidad Francisco de Paula Santander, considera necesario que “las universidades permanezcan atentas para dar respuesta a los hechos que están ocurriendo en la frontera, hoy muy emproblemada y con muchas necesidades…los investigadores debemos de estudiar con disciplina y seriedad los fenómenos que se están presentando, puede ser que para otros contextos del mundo no sea nuevo, pero para nosotros si”.

En Colombia –alertó la autoridad académica- no estábamos acostumbrados a que los venezolanos ingresaran de esa manera. En ese sentido, las universidades deben echarle una mirada desde los derechos humanos, brindarle atención integral a los venezolanos quienes son nuestros hermanos porque en otros tiempos, Venezuela recibió a los colombianos desplazados por la violencia y el conflicto interno. “Creo que debe existir una correspondencia académica de integración, así los gobiernos no se entiendan, las universidades debemos dar respuesta a las comunidades quienes finalmente reciben los impactos de las políticas erradas y el no entendimiento gubernamental. La política es para servir y solucionar los problemas”.

Este encuentro de investigadores, fue oportuno para que la Subdirección de Investigación y Postgrado, celebrara la socialización de los proyectos de investigación de la Maestría en Recreación en el Edificio Araguaney y la Socialización de los Programas de Postgrado y de las Unidades de Investigación en los ambientes 12 y 13.

Usuario